Recibe novedades

Escriba su correo electrónico:

Delivered by FeedBurner

Oportunidades

Recetas de jugos curativos

Consejos para la diabetes

5 consejos para la correcta higiene de la piel del bebé

Las células de la piel del recién nacido aún no están tan sólidamente unidas como las de un adulto. Por esa razón, la piel del bebé es delicada, delgada y frágil.

Muchas madres, especialmente primerizas, observan, con preocupación, esa fragilidad y no saben por dónde comenzar en lo que se refiere a la limpieza de la piel de sus bebés.

A continuación, se presenta una serie de consejos que ayudan a la correcta higiene del bebé y cuidar su delicada piel

Consejo #1. Cuidar cada parte del rostro
Los ojos deben lavarse con una gasa empapada en suero fisiológico, con suavidad y empleando una diferente para cada uno. A veces se forman lagañas los primeros días porque el conducto lagrimal aún es inmaduro y puede estar obstruido, en estos casos conviene extremar la higiene para evitar que se resequen y puedan infectarse.

Las secreciones de la nariz pueden limpiarse con un aspirador específico que regula la presión de aspiración para no dañarla; o bien con suero fisiológico poniendo al niño de costado para que no se sienta incómodo.

La cara se debe limpiar con agua templada usando una esponja pequeña natural destinada solamente para este fin. Las orejas también se deben lavar y pueden repasarse los pliegues externos con un bastoncillo, pero nunca introducirlo en el canal auditivo para no dañarlo ni empujar el cerumen hacia dentro.

Consejo #2 Limpiar el ombligo
Los restos del cordón umbilical suelen caerse pasados de cinco a diez días del nacimiento y es necesario mantenerlo limpio y seco. Para ello se emplea una gasa mojada en alcohol de 70° aplicándolo alrededor del cordón tres veces al día para evitar la colonización bacteriana.

No se debe utilizar povidona yodada por la posibilidad de absorción sistémica de yodo, ni tampoco un exceso de antisepsia porque retrasaría su proceso de desecación, momificación y caída.

Cuando se ponga el pañal, éste debe quedar por debajo del ombligo para que no lo ocluya y humedezca. También es importante vigilar si enrojece, huele mal o tarda más de dos semanas en caer, si es así, hay que consultarlo inmediatamente con el pediatra.

Consejo #3 El cambio del pañal
El cambio de pañal, con la frecuencia necesaria, evita el contacto con la orina y las heces, las cuales son irritantes para la piel y la maceración de la misma, lo que puede dar lugar a la proliferación de microrganismos y la aparición de la dermatitis del pañal característica. Para su higiene, es necesario limpiar la zona con agua y jabón o con toallitas impregnadas en solución limpiadora, secar cuidadosamente y conviene dejar la piel al aire unos minutos.

Consejo #4 La hora del baño
Un baño agradable y placentero es uno de los mejores momentos para el bebé. Si se hace por la noche contribuirá a relajarlo y facilitará el descanso nocturno. En una habitación cálida y con todo lo necesario preparado, se pone agua a unos 35 ó 37 °C para que la sensación térmica sea agradable.

Puede comprobarse la temperatura con un termómetro o sumergiendo el codo. Se sujeta al bebé pasando un brazo por debajo de la axila y cogiéndolo por la pierna para que no se resbale. Se lava la carita con agua limpia y, a continuación, se limpia la cabeza y luego desde el cuello hacia abajo empleando una esponja natural y un jabón fisiológico sin poner demasiada cantidad. Hay que prestar atención a los pliegues del cuello, axilas y genitales.

Es preferible añadir el jabón al agua del baño en lugar de ponerlo directamente en la esponja. El abuso de jabón o una frecuencia e intensidad excesiva de limpieza, puede causar la aparición de dermatitis irritativa provocada por una excesiva sequedad.

Después del secado cuidadoso, cubriendo rápidamente la cabeza, ya que pierden mucho calor por ella y sienten frío, es conveniente aplicar una loción emoliente para proteger su barrera cutánea, impedir la deshidratación y aportar emoliencia a su delicada piel. No se debe poner colonia directamente sobre su piel sino unas gotas en la ropa; y que no lleve alcohol, por tanto, que sea específicamente infantil

Consejo #5 Recuerda siempre utilizar ropa (sábanas, medias, etc.) que sean de textil naturales (algodón, hilo, etc.).

 

loading...

Deja un comentario

Buscar en:

Búscanos en Facebook
Consejo práctico del día

Consume a diario ajos crudos en las ensaladas para evitar los resfriados y la mala circulación..

Consejos generales
 

You need to log in to vote

The blog owner requires users to be logged in to be able to vote for this post.

Alternatively, if you do not have an account yet you can create one here.