Recibe novedades

Escriba su correo electrónico:

Delivered by FeedBurner

Oportunidades

Recetas de jugos curativos

Consejos para la diabetes

Còmo evitar que los hijos destruyan el matrimonio

Muchas veces los problemas matrimoniales empiezan por lo que debería ser el más fuerte vínculo de la pareja: los hijos.

Sin darse cuenta, los padres van cayendo en discusiones, peleas y disgustos porque le dan más importancia a los asuntos de sus hijos que a (os propios.

Esta es una situación delicada que hay que saber manejar para que no llegue al extremo de ser motivo de separación o divorcio.

Según una encuesta publicada recientemente, los problemas más comunes que causan los niños en el matrimonio son:

Uno de los dos cónyuges piensa que el otro le da mucho más amor a los niños que a él o ella.

Restricción de libertad. Mientras que antes una pareja podía ir y venir con plena libertad sin pensar en nada, ahora tienen que buscar (cada vez que salen), a alguien que cuide a los niños, y si no lo encuentran, quedarse en casa.

Los niños enfrentan a sus padres, echándolos a pelear a uno contra el otro, si la familia no tiene la debida consistencia para guiarlos.

Cada cónyuge culpa al otro por la llegada del bebé que no habían planeado.

Si existe una situación difícil entre la pareja, ésta se empeora con la llegada de un hijo.

Disminuye la actividad sexual, debido a la pérdida de privacidad. Muy a menudo, especialmente cuando los niños llegan a la adolescencia, los padres se dan cuenta de que cada día tienen menos privacidad y oportunidades de pasar tiempo juntos. Y esto, como es lógico, interfiere en su vida sexual.

Diferencias de opinión en cuanto a la forma en que debe tratarse a los adolescentes. La edad de la adolescencia es la más difícil para guiar a un hijo.

La tensión de “dejarlos ir” cuando los niños alcanzan la madurez.

En este sentido, se presenta algunos consejos prácticos que se pueden seguir para mantener su matrimonio seguro y feliz y tener a su vez unos hijos bien equilibrados:

Ponga a su matrimonio —no a sus hijos— en un pedestal. El matrimonio precede a los hijos y debe persistir después de que ellos se vayan.

Diseñe reglas efectivas para la vida familiar. Los padres deben ponerse de acuerdo y apoyarse mutuamente al poner en vigor estas regias, cuyo propósito es comunicarle —de una forma efectiva— a los hijos lo que se espera de ellos desde pequeños. Esto debe incluir las reglas para la limpieza y mantenimiento del hogar, las horas para levantarse y acostarse y cuánto dinero pueden gastar. No se vuelva débil haciendo todo lo posible por que sus hijos tengan “mejor vida” que la que usted tuvo.

La pareja tiene que ser la primera en todo. El matrimonio es el núcleo de la familia. Tómese pequeñas lunas de miel, por lo menos dos veces al año. Si se puede ir lejos, mande a sus hijos con los abuelos o parientes.

Incluso una sola noche de luna de miel en su hogar puede nutrir su relación, y a la vez mejorarla. Téngalo presente y sobre todo, ¡no olvide estos consejos!

 

loading...

Deja un comentario

Buscar en:

Búscanos en Facebook
Consejo práctico del día

Consume a diario ajos crudos en las ensaladas para evitar los resfriados y la mala circulación..

Consejos generales
 

You need to log in to vote

The blog owner requires users to be logged in to be able to vote for this post.

Alternatively, if you do not have an account yet you can create one here.