Recibe novedades

Escriba su correo electrónico:

Delivered by FeedBurner

Oportunidades

Recetas de jugos curativos

Consejos para la diabetes

Consejos para curar y evitar las ampollas

consejos para las ampollasLas ampollas, por lo general, aparecen cuando existe demasiada fricción, por un tiempo prolongado, sobre una zona determinada de piel.

Las ampollas, por ejemplo, son resultado del rigor doloroso de “amoldar” un nuevo para de zapatos mal ajustados o de pasar demasiado tiempi trabajando en el jardín.

La práctica de los distintos deportes ocasiona ampollas en distintas partes del cuerpo, aunque el lugar afectado con mayor frecuencia sigue siendo el pie.


Consejos para curar y evitar las ampollas

Consejo para curar y evitar las ampollas #1:  Decida cuándo reventar o no reventar. Cuando tenga una ampolla, usted deberá decidir cuál va a ser la mejor opción al respecto, si la debe de cuidar y proteger, dejarla en paz, o la debe de reventar y dejar hasta que drene el líquido. Muchas veces eso depende del tamaño de la ampolla.

Si bien es cierto que hay gente conservadora, usted debe de perforar las ampollas grandes que causen dolor, aunque puede dejar intactas las ampollas menores que no ocasionan incomodidad. Las ampollas que tienen posibilidad de romperse solas deben drenarse, de esta manera se puede controlar cuándo y cómo se abre la ampolla, en vez de dejarlo a la casualidad.

Consejo para curar y evitar las ampollas #2: Haga una rosquilla de cinta adhesiva o micropore. Para proteger una ampolla sensible sin drenarla puede fabricar un cojinsillo de cinta adhesiva o micropore con la forma de una rosquilla y colocarlo cobre la ampolla. Se recomienda dejar abrieta la zona central donde se encuentra la ampolla. La rosquilla que la rodea absorberá casi todos los golpes y fricciones de las actividad cotidianas, mientras la piel se encuentre limpia y seca, la rosquilla se adherirá por sí sola.

Consejo para curar y evitar las ampollas #3:  Sea prudente, esterilice. Si desea drenar una ampolla, lo primero que se debe hacer es limpiar ésta y la piel que la rodea, además de esterilizar su “instrumento”, como alfiler o aguja, se recomienda el alcohol para la limpieza de ambos. También se recomienda esterilizarlo con fuego, simplemente aplicar calor con un fósforo al instrumento hasta que caliente, pero recuerde dejar enfriar su instrumento antes de aplicarlo a la piel. Con ambos métodos se matan los gérmenes y los dos son igual de recomendables.

Consejo para curar y evitar las ampollas #4: Clávela. Si una ampolla produce dolor sencillamente reviéntela. Use una aguja esterilizada y pique a un lado de la ampolla, sólo asegúrese de que el orificio tenga el tamaño adecuado para extraer todo el líquido.

Consejo para curar y evitar las ampollas #5: Cuide la cubierta. La mayor equivocación que comete la mayoría de la gente con sus ampollas es que después de drenarlas retiran la cubierta, lo que constiture un error. Siempre deje la cubierta, puesto que es una protección natural. Si quita la cubierta la zona terminará muy enrojecida, sensible e irritada, en cambio si la deja se endurecerá y caerá por sí misma, lo cual reduce significativamente el tiempo de recuperación.

Consejo para curar y evitar las ampollas #6: Escoja un material sencillo para proteger. Después de haber hecho la curación de la ampolla, va a necesitar cubrirla y protegerla muy bien mientras sana. Puede usar una tira de tala adhesiva flexible, es un magnífico protector y muy cómodo de emplear. Se recomienda usar gasa estéril para aquellas ampollas que son demasiado grandes como para cubrirlas con simples venditas adhesivas, cuando quiera fijar la gasa emplee cinta adhesiva a prueba de agua.

Consejo para curar y evitar las ampollas #7:  Ventílela un poco. Debe de terirar la protección durante la noche para se ventile un poco. El aire y el agua son muy buenos para la curación, resulta muy útil remojar la ampolla en agua y dejarla al aire para se ventile durante la noche.

Consejo para curar y evitar las ampollas #8:  Cambie las gasas húmedas o mojadas. Si se moja la gasa puede estar contaminada y debe cambiarse, si sus pies sudan mucho deberá cambiarla con frecuencia.

Consejo para curar y evitar las ampollas #9: Pruébese un elevador de talones. Las ampollas que aparecen en la parte trasera del pie por lo regular se deben a que el zapato fricciona el talón del pie en esa zona. ¿Qué hacer? Puede poner una cuña en el lugar correspondiente de su zapato para elevar el talón.

Consejo para curar y evitar las ampollas #10:  Conserve puestos los calcetines. Cuando las personas no usan calcetines sufren de ampollas en los talones, se recomienda a quienes quieren mostrar sus tobillos que usen tines para cubrir la parte inferior del pie.

Quizás te interese conocer ¿Qué hacer con el mal olor de los pies?

Consejo para curar y evitar las ampollas #11:  Use talco a diario. Use el talco en su rutina diaria, esto ayuda al calcetín a ajustarse mejor al pie y a evitar las ampollas.

Consejo para curar y evitar las ampollas #12:  Use calcetines nuevos para zapatos nuevos. Si estrena unos zapatos que están causándole ampollas lo primero que debe de hacer es cambiar de calcetines, los calcetines de acrílico están fabricados en capas diseñadas para absorber la fricción.

Consejo para curar y evitar las ampollas #13: Use plantillas de zapatos. Las plantillas agregan algo de acojinamiento a la planta del pie y le ayudan a deslizarse suavemente sobre el fondo del zapato, en vez de permitir que se fije en algunos sitios y cause ampollas debido a la fricción.

Consejo para curar y evitar las ampollas #14: Una buena regla es que casi todas las heridas, sin importar dónde se encuentren, deben mejorar día con día. Esa regla también es válida para las ampollas y agregue que los signos típicos de infección son enrojecimiento, inflamación, calentura y dolor intenso. Una amplla se encuentra infectada cuando el líquido que sale de ella no es transparente como el agua o cuando tiene mal olor. Si eso le pasa a usted es momento de buscar ayuda profesional. Acuda a su médico.

remedios populares

 

loading...

Deja un comentario

Buscar en:

Búscanos en Facebook
Consejo práctico del día

Consume a diario ajos crudos en las ensaladas para evitar los resfriados y la mala circulación..

Consejos generales
 

You need to log in to vote

The blog owner requires users to be logged in to be able to vote for this post.

Alternatively, if you do not have an account yet you can create one here.