Recibe novedades

Escriba su correo electrónico:

Delivered by FeedBurner

Oportunidades

Recetas de jugos curativos

Consejos para la diabetes

Consejos para organizar la nevera y conservar mejor los alimentos

Muchas veces no sabemos las razones por las cuales nuestros alimentos se estropean con relativa facilidad a pesar de estar guardados en la nevera.

Esta situación pudiera indicar que no organizamos adecuadamente los alimentos. Es decir, no sabemos en qué lugar de la nevera deben ser colocados cada comida para lograr su mejor conservación

A continuación, se presenta una serie de consejos prácticos a la hora de guardar nuestros alimentos en la nevera.

 

Conocer el mejor lugar Los frigoríficos, en general, deben mantenerse a una temperatura de entre 0o C y 5o C pero no todas las áreas son igual de frías. Por eso, lo primero que se debe hacer para conseguir que los alimentos se conserven durante más tiempo y mejor es identificar cuáles son las zonas frías y “calientes” de la nevera.

Si se tiene una combi, la zona más fría es la que está más cerca del congelador. Si está en la parte baja, la temperatura desciende un poco en los estantes superiores y al revés: si el congelador está en la parte superior, la zona más fría es la de los estantes de arriba.

Si no se tiene congelador, se puede usar un termómetro para saber exactamente qué zona es ligeramente más cálida. Aunque es un buen truco localizar el motor (se ve a simple vista por la parte trasera), ya que esta será la parte más fría. En general, esta zona se sitúa justo encima del cajón de las verduras.

 

Organizar los grupos de alimentos para que estos se conserven mejor En la zona cálida, se debe colocar los alimentos menos perecederos, que suelen ser los quesos.

Para conservarlos en perfectas condiciones, se deben guardar en un recipiente no hermético, para que no se resequen. No se deben envolver en film transparente porque así sudan y pueden desarrollar moho. Si esto ocurre, mejor desecharlo y comprueba si han contaminado a los alimentos que le rodean; para evitarlo separa los distintos tipos de quesos.

La zona media resulta ideal para alimentos que no requieren ni de mucho frío ni de mucho calor, como los lácteos. Es importante tener especial precaución cuando la leche es fresca o pasteurizada, pues se altera con más rapidez. Una vez abierta, es necesario consérvala en su recipiente tapada y se debe vigilar siempre su fecha de caducidad.

En la parte fría se debe poner los alimentos más delicados: los pescados, la carne y el embutido. Antes de colocar el pescado, se debe limpiar bien y extraer las vísceras. Luego se debe disponer en una fuente, cubrir con un trapo algo húmedo y mantenerlo separado de otros alimentos que puedan coger su olor. Con relación a la carne, se debe tener en cuenta que se debe guardar limpia y que conviene que se vaya eliminando el jugo que desprende. En este sentido, se recomienda conservar las salchichas y hamburguesas en un recipiente bien cerrado o envueltas en papel de aluminio. Los embutidos cortados en lonchas, ya sean adobados o cocidos, se guardan en recipientes cerrados.

En los cajones se deben poner alimentos más delicados, que no requieran demasiado frío, pero deben quedar bien protegidos.

En los cajones de más abajo se pueden colocar las verduras, las hortalizas y la fruta. Antes, se les debe quitar las hojas externas o las partes que no van a ser consumidas y luego resulta conveniente introducirlas enteras en envases o bolsas de plástico agujereadas. También se recomienda recubrir con un trapo húmedo los alimentos de aroma intenso (como las fresas) y procurar que las verduras delicadas queden lo suficientemente holgadas para que no se aplasten.

Bebidas o conservas que precisen frío (como las anchoas) sí se pueden colocar ahí porque no son muy sensibles al calor. Es necesario tener en cuenta que la puerta del frigorífico es la que más oscilaciones de temperatura sufre porque al abrirla queda expuesta al aire.

Mejor no colocar los huevos frescos en la puerta, ya que al abrir y cerrar ésta es la zona que más pierde temperatura y podrían llegar a estropearse. Es mejor dejarlos en la caja y poner en uno de los estantes a media altura.

 

loading...

Deja un comentario

Buscar en:

Búscanos en Facebook
Consejo práctico del día

Consume a diario ajos crudos en las ensaladas para evitar los resfriados y la mala circulación..

Consejos generales
 

You need to log in to vote

The blog owner requires users to be logged in to be able to vote for this post.

Alternatively, if you do not have an account yet you can create one here.