Recibe novedades

Escriba su correo electrónico:

Delivered by FeedBurner

Oportunidades

Recetas de jugos curativos

Consejos para la diabetes

Consejos prácticos para prevenir y aliviar la sinusitis

La nariz es una parte invaluable de la anatomía del rostro. Ésta se encuentra conformada, en su interior, por sistemas complejos de pasajes angostos y huecos que contienen espacios los cuales están conectados tanto con los ojos como con los oídos.

Todo ello facilita la inhalación del aire del medio ambiente y que lo procese en su ruta hacia los pulmones.

Los espacios huecos se conocen como senos paranasales y se encuentran ubicados en pares detrás de las cejas, en cada pómulo, detrás de la nariz, y en medio de los ojos. Su función más importante es el de actuar como “acondicionador” del aire inhalado en su ruta hacia los pulmones.

Las membranas que lo conforman producen entre una pinta (aproximadamente 500 mililitros) y un cuarto de galón (aproximadamente 1 litro) de mocos y secreciones por día.

Estos líquidos pasan por la nariz, limpiando y recogiendo las partículas de polvo, las bacterias, y otros contaminantes del aire que encuentran en su camino. Luego, unos pequeños pelos ondulantes llamados cilios empujan el moco hacia atrás hasta la garganta. Desde allí, el moco se traga y llega al estómago, donde los ácidos destruyen las bacterias peligrosas. Todo esto se realiza en un día de trabajo del revestimiento de los senos y la cavidad nasal.

Sin embargo, cuando esos pasajes nasales se irritan o se inflaman por un ataque de alergia, la contaminación del aire, el humo, o una infección viral como la del resfrío o la gripe, las membranas de la nariz y los senos secretan más de la cantidad normal de moco. También se hinchan, con lo que bloquean las aberturas y evitan que se realice un flujo fácil de moco y aire, y preparan el terreno para que prosperen las bacterias. En ese momento, es cuando aparece la sinusitis que puede ser agudo y crónico.

El ataque agudo de sinusitis, que dura de una semana a diez días, produce un dolor de cabeza que en intensidad puede variar desde leve hasta lo que se siente como que le están quebrando los huesos.

La sinusitis crónica, que tiene una duración prolongada, raramente causa dolor de cabeza, pero sí una descarga desagradable, tos crónica, infecciones recurrentes del oído, y goteo postnasal. Sin embargo, esa falta de dolor es engañosa, ya que las bacterias se pueden atrincherar tan bien después de infecciones repetidas que ningún antibiótico las puede tocar.

 

Consejos prácticos para la sinusitis

A continuación se presenta una serie de consejos de salud natural que pueden ayudar a prevenir y combatir los síntomas de la sinusitis:

Cuidarse bien. Aunque es casi imposible evitar resfriarse, se puede mantener fortalecido el sistema inmunológico y, reducir así la incidencia de resfríos y la gripe y además reducir su intensidad si usted está en buen estado de salud. Para ello se requiere una dieta bien balanceada (haciendo énfasis en alimentos que contengan abundante vitamina C), hacer suficiente ejercicio, y principalmente, descansar en forma adecuada.

Evitar estar en contacto con organismos infecciosos Evitar estar cerca en un lugar público de una persona que esté estornudando y tosiendo. Si un miembro de la familia tiene un resfrío o la gripe, no comparta los utensilios de comer ni otros artículos personales.

Buscar aire limpio. Evitar los contaminantes del aire como el humo de los cigarrillos. Si la calidad del aire de la calle es mala, no pase con las ventanas de su coche abiertas ni mucho menos camine por allí.

Controlar las alergias Si se sufre de algún tipo de alergia, es necesario consultar con un especialista para conocer los tratamientos de desensibilización diseñados para ayudarle al cuerpo a que desarrolle inmunidad a la sustancia alergénica.

No acostumbrarse a los descongestionantes o gotas nasales A corto plazo, estos productos pueden brindar alivio. Sin embargo, existe el riesgo, si se consume de forma prolongada, que convierta la sinusitis en crónica, ya que cada vez que el efecto del medicamento pasa, hay más hinchazón, más congestión, y más malestar, no debido a la infección original, sino por abandonar los efectos compresores del atomizador.

Además, algunas personas que sufren de asma tienen intolerancia a la aspirina, y si usan cualquiera de los medicamentos que contienen aspirina, sin darse cuenta van a aumentar el problema, tal vez causando congestión en la nariz o incluso un ataque de asma. Esas reacciones generalmente no ocurren hasta tres o cuatro horas después de tomar la aspirina, y por esa razón muchos de los que las usan no hacen la asociación de causa y efecto.

Si los síntomas de sinusitis no se mejoran o incluso empeoran (secreción color verdoso o fiebre) después de algunos días de tratamiento en casa, es necesario ir al médico.

 

loading...

Deja un comentario

Buscar en:

Búscanos en Facebook
Consejo práctico del día

Consume a diario ajos crudos en las ensaladas para evitar los resfriados y la mala circulación..

Consejos generales
 

You need to log in to vote

The blog owner requires users to be logged in to be able to vote for this post.

Alternatively, if you do not have an account yet you can create one here.