Recibe novedades

Escriba su correo electrónico:

Delivered by FeedBurner

Oportunidades

Recetas de jugos curativos

Consejos para la diabetes

Consejos para padres de bebés prematuros

consejos para padres con bebés prematurosTodos los bebés nacidos antes de la semana 37 del embarazo y que pesan menos de 2.5 kg son consi derados prematuros.

En la actualidad, la tasa de natalidad de bebés que nacen en estas condiciones se ha ido incrementando, y los gemelos y bebés productos de fecundación in-vitro son los más propensos a su apresurado nacimiento.

A pesar de que son muchísimos los niños que nacen prematuros, son muy pocos los que presentan problemas serios por su condición; sin embargo, estos son más delicados que el resto y precisan de un cuidado más específico.

Contacto necesario

Debido a las condiciones de su nacimiento, la piel de los bebés prematuros es muy delicada y no está lista para enfrentarse a las características del ambiente; además, sus proporciones son tan pequeñas que tiene una superficie corporal superior a su propio peso, factor que dificulta el mantenimiento del calor del cuerpo.

Por estos motivos, resulta fundamental para el bienestar del recién nacido sentir el contacto con su mamá en su piel; esta es una terapia excelente que transmite sensación de protección al neonato.

Dormir y descansar

Los prematuros tienden a dormir la mayor parte del día y su llanto es muy débil. Por lo regular, despiertan cuando se sienten hambrientos, por lo que la madre debe aprovechar estas oportunidades para darles el pecho y propiciar la sana y completa alimentación que patrocina la lactancia. Durante su primer mes de vida, el ritmo de sueño-vigilia del neonato aún no existe y, por los tanto, los padres deben trabajar su paciencia y flexibilidad.

Es importante destacar que el ritmo sueño-vigilia se establecerá luego de lo que debió ser su primer mes de vida (un mes después de la fecha en la que, se supone, tendría que haber nacido).

Pautas de alimentación

Esta tarea en los prematuros supone un trabajo difícil, tanto para la madre como para el pequeño, ya que él se cansará fácilmente de succionar y necesita comer constantemente para ganar peso.

La mejor manera de hacer de esta una actividad más llevadera es establecer horarios fijos para las comidas, recordando que, al momento de darle pecho, la paciencia debe ser un recurso inagotable. Intenta contactar visualmente con los ojos del bebé para tranquilizarle y reconfortarle durante el proceso.

Observa su peso

El peso de los bebés prematuros fluctúa entre los 2.5-3 kilos. Al ser tan pequeños, necesitan ganar peso de manera regular; por ello, es fundamental que se observe con rigurosidad esta característica en el neonato, acudiendo a revisiones pediátricas regulares para supervisar que la ganancia se esté dando de manera efectiva.

De no ser así, el médico recomendará el uso de extractores de leche para alimentar al bebé constantemente a través de pequeñas cantidades.

Control y prevención

A pesar de ser débil y continuado, el llanto del bebé prematuro ganará intensidad a medida que pasen los días. Al llorar, el niño te indica si tiene hambre, necesita un cambio de pañal o desea cariños maternos, pero también puede ser señal de que se encuentra mal.

Es importante aprender a diferenciar cada forma de llorar; en caso de que te encuentres perdida en este aspecto, consulta con tu pediatra. Considera que las visitas médicas deben ser frecuentes, ya que al nacer, el sistema inmunológico de los prematuros es muy frágil. El pediatra será el encargado de evaluar las vacunas que el recién nacido necesita y controlar cuándo deben ser administradas.

hijos con salud

 

loading...

Deja un comentario

Buscar en:

Búscanos en Facebook
Consejo práctico del día

Consume a diario ajos crudos en las ensaladas para evitar los resfriados y la mala circulación..

Consejos generales
 

You need to log in to vote

The blog owner requires users to be logged in to be able to vote for this post.

Alternatively, if you do not have an account yet you can create one here.