Recibe novedades

Escriba su correo electrónico:

Delivered by FeedBurner

Oportunidades

Recetas de jugos curativos

Consejos para la diabetes

Consejos para la flebitis

remedios para la flebitisLa flebitis, llamada también tromboflebitis, flebotrombosis y trombosis venosa, es la inflamación de una vena (por lo general de la pierna) debido a la formación de un coágulo sanguíneo en su interior. 

Existen dos partes en la tromboflebitis, la inflamación de la vena y la formación del coágulo sanguíneo. Si el componente inflamatorio es menor, suele denominarse flebotrombosis. La tromboflebitis puede producirse tanto en venas profundas como superficiales, y ambas suelen ocurrir en las venas de las extremidades (piernas y brazos, principalmente en las primeras).

Cuando la tromboflebitis tiene lugar en una vena superficial, cerca de la superficie de la piel, donde es visible externamente, la enfermedad se denomina tromboflebitis superficial

Cualquier tipo de lesión de un vaso sanguíneo puede producir una tromboflebitis. En el caso de una tromboflebitis superficial, el coágulo sanguíneo suele adherirse firmemente a la pared de la vena afectada. Las venas superficiales no tienen músculos que ejerzan masaje y ayuden a mover la sangre, por lo que los coágulos sanguíneos en ellas tienden a permanecer donde se forman y raramente se desprenden.

Cuando la tromboflebitis tiene lugar en una vena profunda, situada en el tejido muscular, se denomina trombosis venosa profunda, y tiene el riesgo de producir coágulos sanguíneos, que se desprenden para formar émbolos.

Estos pueden localizarse en otros tejidos a distancia y obstruir el flujo sanguíneo. Esto suele ocurrir en los pulmones, y el resultado es una lesión tisular grave o mortal.

Los principales síntomas son dolor e inflamación en la zona de la vena afectada. También se puede ver enrojecimiento y tumefacción. En el caso de una trombosis venosa profunda, existe más tumefacción y el paciente puede presentar rigidez muscular en la zona afectada. Las principales causas se pueden agrupar en tres categorías: lesión de las venas, aumento de la coagulación de la sangre y estasis sanguínea. Cuando las venas se lesionan, el colágeno presente en la pared queda expuesto al exterior.

Las plaquetas responden a la presencia de colágeno iniciando el proceso de coagulación. El daño en una vena puede producirse como consecuencia de la introducción de un catéter, un traumatismo, una infección, una enfermedad de Buerger o la inyección de sustancias irritantes. El aumento de la tendencia de la sangre a coagular puede deberse a la presencia de tumores malignos, trastornos genéticos, dietas ricas en grasas y anovulatorios.

La estasis, que da lugar a la formación del coágulo debido a una disminución del flujo sanguíneo en la zona, puede suceder después de la cirugía, como consecuencia de unas venas varicosas o várices, como una complicación del posparto y después de un reposo prolongado en cama. En este último caso, los coágulos de sangre se forman a causa de la inactividad, que permite que la sangre se estanque en las venas. Estos coágulos pueden desprenderse (entonces se denominan émbolos) cuando el paciente se levanta y recupera la actividad. Si los émbolos se localizaban en órganos vitales, producen un grave problema.

En el caso de las pacientes que han tenido un parto, la aparición de fiebre al cabo de cuatro o diez días puede indicar la presencia de tromboflebitis.

 

Consejos para la flebitis

Consejo para la flebitis #1: Consumir jugo de arándanos Contienen productos químicos denominados proantocianidinas y antocianidinas, que ayudan a mejorar la función venosa.

Consejo para la flebitis #2 Comer gran cantidad de ajo crudo y cebollas a diario en ensaladas.

Consejo para la flebitis #3: Consumir pimientos en ensaladas.

Consejo para la flebitis #4  Verter 1 cucharada de rusco en una taza de agua y hervir por 5 minutos.  Tapar y dejar refrescar.  Colar y tomar 1 taza al día.

Consejo para la flebitis #5 Hervir una taza de agua y cuando esté en punto de ebullición verter 1 cucharada de ginkgo biloba.  Tomar 2 tazas al día.

Consejo para la flebitis #6  Verter 1 cucharada de gotu kola o centella asiático en una taza que contenga agua que esté hirviendo.  Tapar y dejar refrescar.  Tomar 1 taza al día.

Consejo para la flebitis #7  Consumir piña a diario, ya que contiene una enzima natural que inhibe la formación de coágulos, previniendo por tanto la tromboflebitis.

Consejo para la flebitis #8  Pasar por encima de la zona afectada un paño empapado de tintura de árnica (se consigue en las fármacias botánicas) varias veces al día con el fin de desinflamar las piernas.

Quizá te interese conocer Remedios preventivos para el síndrome de la clase turista (trombosis venosa profunda)

Recomendaciones

Reducir el consumo de grasa. Las grasas hidrogenadas y saturadas se asocian a un riesgo de trombosis y una mala circulación sanguínea.

Tomar suplementos nutricionales. Los suplementos nutricionales que en mayor medida ayudan a prevenir la formación de coágulos sanguíneos son las vitaminas del complejo B, especialmente ácido fólico, vitamina B6, vitamina B12, vitamina C y vitamina E.

Consultar al médico si es necesaria la administración de medicamentos con función anticoagulante, ya que favorecen la circulación capilar y estabilizan las paredes de los vasos.

.

Conozca también

Remedios para desinflamar los pies

Drenaje linfático manual para las várices ¿Cómo hacerlo en casa?

Recetas de zumos y licuados para las várices

Vitaminas y minerales para las várices o venas varicosas

remedios populares

 

loading...

Deja un comentario

Buscar en:

Búscanos en Facebook
Consejo práctico del día

Consume a diario ajos crudos en las ensaladas para evitar los resfriados y la mala circulación..

Consejos generales
 

You need to log in to vote

The blog owner requires users to be logged in to be able to vote for this post.

Alternatively, if you do not have an account yet you can create one here.