Recibe novedades

Escriba su correo electrónico:

Delivered by FeedBurner

Oportunidades

Recetas de jugos curativos

Consejos para la diabetes

Tres consejos para que la mujer evite problemas con su automóvil

Los centros educativos que enseñan mecánica básica para las mujeres realmente no son abundantes en la mayoría de los países.

Por esa razón la mujer debe aprender, casi de su cuenta, el cuidado de su automóvil.

Para evitar problemas y hasta percances en la carretera, se aconseja lo siguiente:

 

Consejo práctico #1: Prevenir antes de lamentar El automóvil es como el cuerpo humano. Cuanto más se tarde en hacer el chequeo correspondiente, más trágico puede ser el final, y hasta más costoso.

Por esa razón, es necesario cuidar el coche, desde temprano, para evitar que ocurran situaciones imprevistas en la calle y, para ello, es necesario encontrar un buen taller

Una vez se halle este sitio, se deberá estar consciente de que ese mecánico debe ser alguien que periódicamente revisará el automóvil y no solamente cuando éste sufra un desperfecto.

Se debe estar pendiente en el taller del proceso de reemplazo de los neumáticos. Si las tuercas que ajustan las llantas son apretadas en exceso, sería difícil realizar un cambio de rueda en el caso que ocurra algún percance en la vía.

 

Consejo práctico #2 Poner atención a las fallas más comunes Las siguientes fallas son las más comunes de las mujeres en cuanto al mantenimiento:

Cambio de aceite: El motor es lo más caro de un coche y para que esté en óptimas condiciones se requiere que el aceite se mantenga líquido y no viscoso -como se pone cuando pasa mucho tiempo sin ser reemplazado. Lo justo sería hacer este paso cada 5 mil kilómetros.

Rotación de las llantas: Cada llanta soporta un peso diferente, esto indica que no se desgastan igual, por lo que se deben rotar cada ocho o diez mil kilómetros, dependiendo del terreno en que se usen.

Presión de aire: Debes conocer cuál es la presión de aire adecuada para tus neumáticos y bajo esa discreción hacer el revisado. Este detalle incrementa la resistencia al rodamiento, lo que tiene un efecto

 

Consejo práctico #3: Saber cómo cambiar una llanta Una llanta pinchada es uno de los más cruentos tormentos de la vida femenina al volante. Es necesario tomar nota para que se pueda enfrentar esta situación si se presenta alguna vez:
Colocar el triángulo de segundad fluorescente y activar las luces intermitentes.

Sacar la llanta de repuesto, el gato y la cruceta.

Usar una cuña para evitar que el auto se corra hacia adelante o hacia atrás.

Introducir el gato en la posición donde se encuentra la llanta a cambiar.

Antes de subir el auto con el gato, aflojar un poco las tuercas. Luego subir el auto.

Aflojar todas las tuercas con la cruceta, sacar la llanta dañada y luego meter la llanta de repuesto.

lntroducir el neumático dañado en la parte de abajo del auto, previendo que si el gato fallara el auto caiga.

Apretar las tuercas en forma de cruz para que quede ajustada al rin.

Una vez apretada la llanta, proceder a bajar el gato y con el auto en el suelo, apretar con mayor fuerza las tuercas del rin para asegurar que estén bien ceñidas.

Guardar la llanta dañada, el gato y la cruceta.

Es importante que la mujer siempre sea cuidadosa con el mantenimiento de su automóvil; esto supone la diferencia, muchas veces, entre la vida y la muerte.

 

loading...

Deja un comentario

Buscar en:

Búscanos en Facebook
Consejo práctico del día

Consume a diario ajos crudos en las ensaladas para evitar los resfriados y la mala circulación..

Consejos generales
 

You need to log in to vote

The blog owner requires users to be logged in to be able to vote for this post.

Alternatively, if you do not have an account yet you can create one here.