Lo más reciente

10 Remedios caseros para la gota y dos productos especialmente eficaces.

que es la gota

¿Que es la gota?

La gota es una enfermedad metabólica producida generalmente por un exceso de ácido úrico en la sangre o hiperuricemia, que provoca la formación de cristales de urato monosódico en las articulaciones y su periferia. Aparece predominantemente en hombres adultos en forma de episodios de artritis aguda y, con el tiempo, produce lesiones crónicas articulares.

Desde hace miles de años se conocen las manifestaciones de esta enfermedad, que cuenta con una extensa lista de víctimas célebres como reyes, políticos, científicos y escritores. Aunque desde el siglo xix se conoce el papel del ácido úrico en la génesis de la misma, la detección rutinaria de sus niveles en sangre o en la propia articulación no se realiza hasta hace relativamente pocos años.

La gota es un tipo de artritis que ataca rápidamente sin previo aviso. Su dolor agudísimo, punzante, frecuentemente ataca de noche, enrojece y caldea la piel y deja la articulación afectada, hinchada y sensible. Peor todavía, un ataque puede durar varios días.

Considerada en otros tiempos aflicción de la realeza, la gota se debe al muy plebeyo ácido úrico, que todos tenemos en el torrente sanguíneo, pero si sufre de gota, lo produce en exceso o en una cantidad normal y no lo excreta lo suficiente. En todo caso, el exceso se transforma en pequeñísimos cristales que causan dificultades e inflaman sus articulaciones.

Frecuentemente, el dedo gordo del pie es el objetivo primordial, aunque casi cualquier articulación puede ser atacada. Y si bien cualquier persona puede padecer gota, la víctima típica es el hombre de edad media que tal vez tiene sobrepeso y  antecedentes familiares de la enfermedad.

Remedios caseros para la gota

Remedios caseros para la gota

– Repose. Durante un ataque agudo, mantenga la articulación elevada y en reposo. Tal vez tenga poca dificultad en seguir este consejo, a causa de la intensidad del dolor. Durante esta fase, casi ningún paciente puede soportar incluso el peso de una sábana sobre la articulación sensible.

– Tome ibuprofeno. Lo que causa el dolor es la considerable inflamación alrededor de la articulación dolorida. Así que cuando necesite un analgésico, asegúrese de que puede reducir la inflamación, o que sea ibuprofeno. Siga las indicaciones que se encuentran en la etiqueta; peri si la dosis que le fueron recomendadas no le dan alivio, entonces debe de consultar a su médico antes de que usted se eleve la dosis.

– Aplique hielo. Si la articulación afectada no está demasiado sensible al tacto, aplique una bolsa de hielo quebrado o un paquete de gel congelado,. El hielo tiene un efecto calmante y entumecedor. Colóquelo sobre la articulación que presente dolor y déjelo allí durante unos diez minutos. Acojine todo con una toalla o esponja. Reaplíquelo conforme lo necesite.

– Limite otros alimentos que contienen purina. Los que pueden contribuir a la gota tienen una cantidad moderada de purinas (desde 50 hasta 150 milígramos por porción de 100 gramos), Limitarlos a una porción diaria es necesario para quienes padecen de casos graves de gota. Estos alimentos incluyen espárragos, frijoles, coliflor, lentejas, hongos, harina de avena, chícharos, mariscos, espinaca, cereales de grano entero, panes integrales y levadura.

En la misma categoría se encuentran pescados, carnes y aves. Limítelos a una porción de 100 gramos cinco veces a la semana.

Como beneficio adicional, beber agua en abundancia también puede ayudar a desalentar los cálculos renales a los que son tan propensos quienes padecen gota.

– Considere las infusiones de hierbas. Otra buena manera de consumir suficiente líquido es con las infusiones de hierbas. No contienen cafeína ni calorías, de modo que las grandes cantidades no lo pondrán nervioso ni lo harán aumentar de peso. Se recomienda la zarzaparrilla, milenrama, brezo y menta. Prepárelas como es usual y beba frecuentemente.

Descubra otros remedios para la gota

– No beba alcohol. Evite el alcohol si tiene antecedentes de gota. El alcohol parece incrementar la producción del ácido úrico e inhibir su secreción, lo que puede traducirse en ataques de gotas en algunas personas. La cerveza puede ser particularmente indeseable porque tiene mayor contenido de purina que el vino y otras bebidas alcohólicas.

Si en ocasiones especiales bebe, reduzca al mínimo su riesgo de reacción siguiendo esta sugerencia: Beba lentamente y suavice el vino con carbohidratos de fácil absorción como son las galletas saladas, fruta y quesos.

– Controle su presión arterial. Si además de la gota tiene hipertensión, tiene dos problemas, porque determinados fármacos que se prescriben para reducir la presión, como los diuréticos, en realidad elevan los niveles de ácido úrico. Así que tomar medidas para disminuir su presión arterial de manera natural sería sensato. Trate de disminuir su consumo de sodio, perder sobrepeso y hacer ejercicios, pero jamás interrumpa ningún medicamento prescrito sin consultar a su médico.

– Tenga cuidado con las dietas de moda. Si tiene sobrepeso, será imperativo que lo reduzca. La gente con sobrepeso tiende a presentar niveles elevados de ácido úrico, pero no siga las dietas de moda, que tienen la reconocida mala fama de desencadenar ataques de gota. Esas dietas, que incluyen el ayuno, hacen que las células se descompongan y liberen ácido úrico. Así que trabaje con su doctor para diseñar un programa de pérdida gradual de peso.

– Consulte a su médico en lo referente a posibles complementos. Tenga cuidado cuando tome vitaminas. Porque demasiado de determinados nutrientes puede empeorar su gota. Particularmente el exceso de niacina y vitamina A puede desencadenar un ataque. Así que siempre consulte a un médico antes de incrementar su ingesta de vitaminas.

No se lastime. Por alguna razón desconocida, la gota frecuentemente ataca las articulaciones que anteriormente han sido traumatizadas. Así que trate de no golpear su dedo gordo del pie o de herirse de alguna otra manera. Y no use zapatos apretados, que también pueden predisponer sus articulaciones a lesiones menores.

cerezas para la gota

Cerezas para la gota y el carbón

– Cerezas. Aunque no hay evidencia científica contundente de que las cerezas ayudan a aliviar la gota, muchas personas consideran que son benéficas. No parece importar si usas las variedades dulces o ácidas o si se encuentran en conserva o naturales. Las cantidades mencionadas varían desde un puñado diario hasta 250 gramos. La gente también recomienda como efectiva una cucharada de concentrado de cerezas al día.

– Cataplasma de carbon activado.

Tiene la capacidad de extraer las toxinas del cuerpo. Mezcle media taza de carbón activado en polvo con unas cuantas cucharadas de semilla de linaza y suficiente agua bastante caliente como para formar una pasta. Aplíquela a la articulación afectada. Cubra con una tela o plástico para conservar la cataplasma en su lugar. Cambie cada cuatro horas o déjela durante toda la noche. El carbón mancha, así que tenga cuidado de que no toque las sábanas u otra ropa.

– Baño de carbón. También puede mezclar carbón en un baño para remojar su pie. Use una vasija vieja que no le importe manchar. Mezcle media tasa de carbón en polvo con agua para formar una pasta. Luego gradualmente agregue suficiente agua caliente de modo que se sumerja su pie. Remoje durante 30 a 60 minutos.

– Carbon activado via oral

El carbón activado tomado oralmente puede ayudar a reducir los niveles de ácido úrico en la sangre. Tome de media a una cucharadita cuatro veces diarias como sigue: al levantarse, a media mañana, a media tarde y al acostarse.

Te puede interesar

consejos de belleza

alimentos saludables

Remedios y recetas de infusiones medicinales

trucos caseros

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*