Lo más reciente

Consejos para los espolones

El espolón es un trastorno que consiste en un recrecimiento óseo desarrollado en ei hueso calcáneo (el que forma el talón del pie), causado por la inflamación en la inserción de la fascia plantar en esta zona, debido a los microtraumas que recibe.

Los tejidos lesionados, al seguir recibiendo las cargas que causan la molestia, no cicatrizan normalmente y comienzan a depositar sales de calcio o ácido úrico. El acúmulo de estas sustancias, a largo plazo, lleva a la formación de espolones.

Quienes sufren de esto manifiestan dolor en el talón del pie, capaz de producir dificultad al movilizarse y dolor al caminar.  Al levantarse en la mañana se vuelve más intenso.

Comúnmente lo padecen personas de edad media, debido a que la almohadilla encargada de absorber los golpes en el talón va perdiendo su eficacia con el paso de los años y, si a esto le sumamos el sobrepeso, son más vulnerables a desarrollar la patología.

También están los deportistas, cuando no realizan calentamiento previo, e individuos con pie pronado (inclinación hacia fuera al momento de caminar o correr, producto de la fricción).

Las causas más frecuentes de espolones son:

► Edad: El envejecimiento conlleva a la aparición de distintas alteraciones.

► Sobrepeso: Produce más presión en la bóveda plantar, generando distensiones continuas en esta área.

► Enfermedades reumáticas: Artritis reumatoide favorece su aparición.

► Problemas posturales: Pie plano, calzado inadecuado, o variaciones de la marcha.

► Aumento de la actividad física: Impacto o microtraumas.

.

Remedios caseros para los espolones

Remedio para los espolones #1: Verter ½ taza de arcilla y agregar agua hasta que se obtenga una pasta compacta.  Aplicar, a modo de compresas, sobre la zona afectada.  Dejar puesta hasta que se seque.  Este remedio tiene un efecto analgésico y, a la vez, es relajante muscular natural.

Remedio para los espolones #2: Llenar un recipiente con 2 litros de agua caliente y luego añadir 4 cucharadas de  bicarbonato sódico.   Mantener en el recipiente el pie afectado por 30 minutos.  Realizar este remedios una vez al día con lo cual se ayudará a reducir la inflamación y se estimulará la circulación.

.

Consejos para aliviar el dolor de los espolones

* Eliminar consumo de leche y sus derivados, carnes rojas, embutidos, tomate, espárrago y dulces.

*  Adoptar una alimentación y bebidas que ayuden al sistema hepático (alcachofas, cardo mariano, boldo, etc.), contribuirán a reducir las toxinas en la sangre.

* Usar el calzado apropiado, con plantillas y buen soporte anatómico.

* En fisioterapia, los tratamientos convencionales incluyen masajes, estiramientos y movilizaciones del sistema nervioso, pero no elimina la molestia completamente.

* Aplicación de ondas de choque o ultrasonido para romper el espolón y mejorar la circulación del área.

Se recomienda ir al médico para que realice  un diagnóstico y se pueda diferenciar si se trata de una fascitis plantar o de un espolón calcáneo. La diferencia consiste en que la fascitis  la molestia es difusa en toda la zona, obligando a cojear. Los pacientes sufren al permanecer sentados, de pie, o caminar por mucho tiempo.
.

 

Conozca también

Remedios para el dolor en el talón

Remedios para la artrosis

Remedios naturales para la gota

Dieta para la artritis y la artrosis

Remedios para la bursitis

remedios caseros

 

 

Te puede interesar

consejos de belleza

alimentos saludables

Remedios y recetas de infusiones medicinales

trucos caseros

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*